Cargando... Disculpe las molestias

Alboraya UD

Autocares Puerto
Autocares Puerto
FB_IMG_1456743492048

 Sorteaba rivales, como si fuera respirar; protegía la pelota, casi con el alma, ante la avalancha de empujones del Benaguasil; apartaba, a golpes de calidad, la densa niebla que separaba al Alboraya de la portería rival. Todo parecía apagado en los albores de su andadura, pero tan solo, se había de utilizar, con inteligencia, la luz para encontrar el tesoro oculto tras la oscuridad. Mediante un pase, adornado con varios quilates de valor, José Vivas, dejó a solas y con absoluta intimidad, a Christian Vassilakis y al guardameta rival, en un encuentro que pone a prueba los nervios de cualquiera. Pocas opciones tenía el ariete mientras veía botar, sugerente, el esférico. Solo existía un único camino. Christian Vassilakis, un jugador capaz de anotar con los ojos cerrados, elevó el cuero por encima de la envergadura del meta rival, con los brazos extendidos, y la perfecta figura geométrica no encontró oposición, más allá que la fuerza de rozamiento, hasta que el lateral interior de las redes se interpuso  en su teledirigido viaje. El tiempo parecía haberse detenido durante un breve instante y ,a pesar de que, la portería se había empequeñecido, o eso pareció, no lo hizo lo suficiente como para evitar que el Alboraya se adelantara en el electrónico.

FB_IMG_1456743481118

FB_IMG_1456743543065El frío y el viento, ya no era lo único que, de manera despiadada, congelaba y cortaba la cara del Benaguasil. Una mala costumbre quizás hizo pensar en un nuevo despropósito por parte de los visitantes, pero, lamentablemente, nada más lejos de la realidad. Todavía las secuelas del gol no habían mellado con crueldad al Benaguasil, cuando su número 17, armó el disparo desde Alboraya y la fuerza del viento se ocupó del resto. Con un efecto endiablado el esférico se coló por una rendija, ajustada al poste, que irremediablemente era visible desde el punto de mira rival.

En partidos de estas características, los detalles son los únicos que actúan como desniveladores en la equilibrada balanza del partido, y, generalmente, cuando estos terminan en tablas, resulta complicado atribuir la escarapela de ganador moral a uno de los dos equipos. Porque si no llega a ser por una intervención milagrosa, bajo palos, a la salida de un córner, quizás estaría relatando una victoria local. Y porque, si no llega ser por una decisión errónea, tomada en décimas de segundo, en los minutos finales, quizás ahora se hablaría de la cuarta victoria consecutiva.

FB_IMG_1456743524980

Primera parte:
https://youtu.be/Ld6ZF-CSsM4

Segunda parte:
https://youtu.be/E5t3rWgLsOU

 

  • SAN ISIDRO LABRADOR, S/N - APTDO. DE CORREOS, 111 - 46120 ALBORAYA (VALENCIA) ESPAÑA TELF. 961850005 - FAX 961336978 - em@il: info@alborayaud.com